Un delirio...






Un día y al otro No. Un día primero es sobre ti, al otro es sobre otra persona. Hablar siempre sobre sueños, pero nunca realizarlos. Llorar por un tiempo, pero nunca alejarse de lo que saca lágrimas ni acercarse a lo que saca sonrisas. Decir que se observan los pequeños detalles cuando se piensa sòlo en las grandes cosas como algo màs importante. A veces ni siquiera parece coherente el pensamiento y la acciòn.
¿Que es eso que hace que se pierda el hilo de la razòn?  ¿Error? ¿Falsedad? ¿Humanidad?
Lo que dicen no esta claro, ni lo que piensan, ni lo que sienten, ni lo que son. No, aún no esta claro. Creer saber lo que hay en el interior de quien está al lado... sin saber siquiera lo que hay en nuestro propio interior. A fin de cuentas, somos menos racionales de lo que nos hicieron creer. Bipolares, cambiantes, humanos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Soledades

Reseñando con palomitas: The perks of being a wallflower (pelicula)

Entre Comillas: Un fragmento de El Fantasma de la Òpera